18 Jun Previsiones del sector inmobiliario para el segundo semestre del año. Soplan vientos de cambio sobre un futuro construido desde el optimismo.

Todos los sectores de cualquier tejido empresarial dependen en mayor o menor grado de las fluctuaciones de la economía local, regional, estatal, comunitaria, global.

Después de año y medio de pandemia,  parece que, al fin, se comienza a respirar cierto optimismo en esta segunda mitad de 2021.

Resultaría fácil pensar entonces que el sector inmobiliario no va a quedar pues, inmune ante esta ola de entusiasmo generalizado aunque todavía contenido.

Pero si tenemos en cuenta la situación tan volátil de un sector como es el de la vivienda que experimenta continuamente numerosas fluctuaciones, no lo es tanto.

¿Cuáles son entonces las previsiones del sector para este segundo y último tramo semestral?

Bajo la lupa de nuestro propio análisis, el despegue está siendo lento, pero positivo, sobre todo a partir de ahora, cuando, según las previsiones de la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) hayamos alcanzado  el medio millón de ventas y transacciones de las distintas viviendas disponibles.

Obra nueva: más ventas de casas a estrenar

Según las previsiones de la FAI, se ha reanimado el mercado y este último semestre mostrará una tendencia alcista en las ventas.

¿Y qué pasa con las hipotecas para este segundo tramo de 2021?

Un lustro. Nada menos que cinco años llevamos conviviendo con un Euribor en negativo y todo apunta a que continuará así durante este año. Difícil que el índice caiga por debajo de ese mágico 0,5% pero más difícil por no decir imposible es que suba por encima de él o incluso que se acerque.

Es más, el Banco Central Europeo (BCE), que sigue muy cerca la evolución de la pandemia desde la efectividad de las vacunas, no planea subir los tipos de interés hasta el segundo semestre del año respecto a los préstamos hipotecarios.

Subidas y bajadas de precios: bienvenidos a un viaje lleno de curvas.

Desde la prestigiosa compañía “Foro Consultores” se señala que hay promociones que se están vendiendo muy rápido y ya se están subiendo precios.

Y frente a la de nueva construcción que revive un buen momento, la vivienda usada en las ciudades se ha visto vapuleada a causa de la Covid-19: ha bajado la demanda haciendo que aumente el stock y en otras zonas incluso es la oferta la que ha sufrido cierta ralentización.

Analizando este escenario, podríamos afirmar que estamos ante una reestructuración de la demanda que se centra en encontrar un nuevo tipo de vivienda, más amplia y con espacios abiertos al exterior como jardines o terrazas.

Alquileres: de la vivienda vacacional al despacho de trabajo

Respecto a los alquileres, en las zonas céntricas de ciudades como Madrid y Barcelona sigue exhibiendo un vasto abanico de inmuebles anteriormente destinados al alquiler vacacional, lo que favorece la negociación de precios. Los alquileres pueden sufrir incrementos, pero esto no lo veremos hasta después del verano.

¿Y qué pasa con el mercado de lujo?

Con este sector, todas las previsiones han fallado. Había dibujadas caídas teóricas incluso de dos dígitos debido a la pandemia así como de falta de liquidez

Analizadas hoy,  para lo que resta de año, el precio en estas transacciones apunta a un leve crecimiento, recuperando la parte de caída que pudo respirarse en las fases más duras del confinamiento. Se estima que al menos recupere el 50% del valor perdido interanual de los últimos doce meses.

Compraventa: crecimiento gracias al efecto vacuna

Varios informes apuntan a que transacciones de este tipo se incrementen en casi medio millón de operaciones hasta este mes de diciembre.

Con la pandemia se ha disparado el ahorro. Este hecho de “no poder gastar” deja entrever un rebote económico muy fuerte.

Para concluir, a modo de resumen podemos decir  que se intuye una alegría predominante pero con cierta dosis de incertidumbre residual donde los efectos económicos negativos tardarán tiempo en desaparecer.

La búsqueda de una vivienda de reposición continúa mientras normalizamos todas nuestras acciones cotidianas con la llegada de la ansiada vacuna. Entre los factores más determinantes de esta búsqueda  se incluyen: espacios más amplios y abiertos al exterior, grado de iluminación natural, más estancias y mejor adaptadas para teletrabajar y por supuesto, la eficiencia energética de las viviendas. Las unifamiliares de los extrarradios de las grandes ciudades, donde sus inmuebles suelen cumplir en mayor medida con las nuevas demandas serán los productos estrella y Remax Properties Pozuelo estará ahí para ayudarte a estrenar tu nueva vida.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *