27 May ¿QUÉ ES Y CÓMO VENDER UN PROINDIVISO?

que es y como vender un proindiviso
Las principales características del proindiviso son la copropiedad (ningún propietario tiene la plena propiedad), la división (si se produce, pasa a llamarse condominio), el pleno derecho sobre él y la permanencia (todo copropietario puede renunciar a su parte en cualquier momento)

En REMAX PROPERTIES te acercamos a este interesante concepto y te explicamos qué es y cómo vender un proindiviso.

Un proindiviso es un bien, generalmente un inmueble, que dispone de varios copropietarios y a menudo se da el caso de que uno o más desean vender la propiedad, mientras que las partes restantes no quieren hacerlo. Un proindiviso es, por definición, un bien indivisible.

Cuando para la venta de la propiedad existe consenso, no hay ningún problema. La operación de compraventa se lleva a cabo como otra cualquiera. La dificultad viene si el resto de los copropietarios o uno solo de ellos se niega a vender. No obstante, vender tu parte de un inmueble proindiviso es posible.

Pueden darse varias situaciones en las cuales se produzca o genere un derecho proindiviso de un inmueble determinado, pero destacamos tres:

  • Herencia: Se da cuando unos herederos quieren vender el inmueble de un familiar fallecido, mientras que otros no desean venderlo.
  • Divorcio: Cuando un matrimonio decide separarse y tiene una vivienda en común de la que ambos son propietarios, uno de ellos desea vender y el otro cónyuge no.
  • Donación: También puede ser una fuente de conflicto a la hora de decidir qué hacer con la vivienda cuando esta donación la reciben varias personas, una quiere vender y la otra u otras no.

OPCIONES PARA VENDER PROINDIVISO

Lo primero es ofrecer tu parte a cada uno de los otros propietarios del inmueble, que tienen de primeras, derecho preferente sobre terceros. Pero si esto no funciona:

PARA VENDER TU PARTE INDIVISA PUEDES:

  • Vender a terceros

Será preciso que todos los propietarios estén de acuerdo. Cada uno de los propietarios recibe el dinero correspondiente del precio de venta.

  • Disolver el proindiviso

La más ventajosa a nivel fiscal. Para ello será necesario llevar a cabo una escritura de disolución ante un notario. En este caso, los copropietarios que no quieren vender se quedan con la totalidad del inmueble. Éstos tendrán que abonar al resto la cantidad correspondiente.

  • Buscar una empresa de compra de proindivisos

Es una alternativa rápida y sencilla, te evitarás disputas con el resto de los propietarios y recibes el pago de la parte correspondiente de la casa.

  • Acudir a una subasta pactada

Su ventaja es que no es necesario recurrir a los juzgados, pero tiene que haber consenso de todas las partes.

  • Ir a un acto de conciliación

Su objetivo es intentar evitar tener que llegar a los juzgados. Se intenta que no haya denuncia y tener que ir a juicio. No requiere de abogado ni procurador.

  • Interponer una demanda

La opción menos deseada y la más costosa y larga.

  • Subasta pública.

El dinero se reparte a partes iguales pero el precio de venta suele ser muy inferior al precio de mercado al que sería vendido en condiciones normales.

Nuestra recomendación: llega a un acuerdo amistoso siempre que sea posible para evitar complicaciones, demoras y problemas futuros. Nuestros Agentes te ofrecen un asesoramiento jurídico y legal totalmente personalizado y a la medida de tus necesidades particulares.

¡Contáctanos y comprueba cómo podemos ayudarte gracias a nuestros servicios profesionales inmobiliarios!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *